Inicio » 2014 » abril

Archivos Mensuales: abril 2014

PESCADO CONTAMINADO EN JAPON

http://fukushima-diary.com/2014/04/exceeding-level-of-cs-134137-detected-from-fish-more-and-more-frequently-in-20km-area-of-sea-since-this-january/

Excesivos niveles de Cs-134/137 se detectan a partir de los peces cada vez más frecuentemente en el área de 20 kilometros del mar desde este mes de enero.

Tepco ha estado midiendo niveles de Cesium-134/137 en los productos del mar mayores que el límite de seguridad (100Bq/Kg) cada vez más frecuentes desde este mes de enero.

 Tepco anunció esto en el informe presentado a las coperativas pesqueras de las prefecturas de Fukushima en 04/25/2014.

Desde su informe, la frecuencia con la que se medía más de 100Bq/kg de Cs-134/137 se redujo de 20% a 10% en el segundo y el tercer trimestre de 2013, que incluso se redujo a aprox. 5% este mes de enero, pero se incremento hasta el 10% de nuevo hacia el mes de marzo.

Las clases de peces que miden más de 100Bq/Kg se incrementaron por aprox. 10% a partir de este enero-febrero también.

El lugar de muestreo es 20 kilometros en el radio de la planta de Fukushima a excepción del puerto de Fukushima. La lectura más alta fue 509Bq/Kg (Total de Cs-134 y 137).

 La concentración biológica está en curso en los productos marinos.

ATÚN CONTAMINADO

http://enenews.com/usa-today-radiation-tripled-in-some-albacore-tuna-off-west-coast-after-fukushima-bioaccumulation-occuring-in-bones-not-only-flesh-additional-exposures-to-plume-could

La radiación se triplicó en algunos atúnes blancos fuera de la costa oeste después de Fukushima – bioacumulable en los huesos, no sólo en la carne – “exposiciones adicionales a la pluma radioactiva podría aumentar aún más los niveles de radiación” – estudio financiado por la NOAA a expandirse después de los resultados “significativos”

USA Today, Apr. 28, 2014
La radiación en el atún albacora capturado frente a la costa de Oregon se triplicó […] El estudio es el primero en examinar distintas partes del pescado. […] La exposición a la pluma radioactiva que podría aumentar aún más los niveles de radiación en el atún blanco se espera que llegue a la costa oeste este mes. Las agencias federales no están midiendo la contaminación en el atún, pero la Autoridad de Salud de Oregón realiza pruebas trimestrales de agua de mar […] Ninguna agencia Oregon realiza pruebas de radiación en pescados y mariscos

Oregon St. University, Apr. 28, 2014:
Los investigadores examinaron […] los lomos, la espina y las vísceras y se encontraron niveles variables […] éste es uno de los primeros estudios que buscar en diferentes partes del pescado. “La región renal, o muscular, es lo que la gente come y la bioacumulación era casi lo mismo allí como en la espina”, dijo Jason Phillips, socio de investigación […] estudio fue apoyado por [OSU y NOAA]

Environmental Science and Technology, Apr. 24, 26 atunes albacora del Pacífico capturados frente a la costa noroeste del Pacífico EE.UU. entre 2008 y 2012 se analizaron para 137Cs y 134Cs atribuido-Fukushima. Tanto en las  muestras de tejidos comestibles en el 2011  y varios del 2012 (10 de 17) exhibieron un aumento de las concentraciones de actividad de 137Cs (234-824 MBq / kg de peso húmedo) y 134Cs (18,2 a 356 MBq / kg de peso húmedo).

NOTICIA RELACIONADA:

Atún rojo en los USA: Se encuentra cesio 134 y 137 en el 100% de los peces pequeños de migración recientemente comprobados.

http://enenews.com/new-study-u-s-bluefin-tuna-still-contaminated-with-fukushima-radiation-cesium-found-in-100-of-small-recently-migrated-tuna-tested

http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/es4002423

 

PLUTONIO, EL ELEMENTO MÁS TOXICO EXISTENTE

PLUTONIO, PULMONES Y EFECTO DE PROXIMIDAD

Artículo original: http://capitandelasardina.wordpress.com/2011/04/20/plutonio-pulmones-y-efecto-de-proximidad/

En la controversia actual relativa a la elección nuclear hay que permanecer objetivo. Un campo tan grave, que implica el porvenir para lapsos de tiempo nunca considerados antes, es decir decenas de millares de años, debe ser abordado sin emoción especulativa, que falsearía los datos científicos y las informaciones publicas.

EL MIEDO DEL MIEDO

Hay que lamentar que algunas cadenas fueron impuestas a la información nuclear en el pasado. Queda actualmente una reliquia bastante curiosa y bastante molesta, una información patológica, que yo llamaría “el miedo del miedo” y que golpea especialmente a los medios dirigentes que tuvieron, hace unos años, la misión de informarse de las cuestiones nucleares y de divulgar solamente lo que se les prescribía. De ésta forma, con un retraso de una guerra, como habitualmente, Europa tiene aún a sus altos funcionarios angustiados por las informaciones nucleares, funcionarios que frenan los intercambios de información “que podrían inquietar al público”.

Éste miedo al miedo debe ser apartado definitivamente si queremos un debate democrático en materia nuclear, debate que no tolera ser frenado más. Aconsejamos pues a aquellos que tienen miedo de no abordar el tema nuclear, mantenerse en los campos que no perturben ni su comportamiento, ni su juicio, ni sus intereses superiores de la biosfera y de las grandes colectividades. Por ello nos dirigimos al espíritu, al corazón y al juicio, factores esenciales de elección lucida en los hombres y mujeres sanos, libres e instruidos.
Éstas precisiones previas a la entrada en materia propiamente dicha me parecen capitales para evitar una polémica estéril. Añadiré que al tratar el problema nuclear desde hace numerosos años me he visto forzado, por los hechos a constatar que numerosos científicos han tomado posición de buena fe en favor de lo nuclear, porque han confiado en los documentos que les fueron presentados; no dudaron de la corrección deontológica de los informadores. ¿Hay que culparles?. Si es así, todos somos culpables.
Pero lo propio de la ciencia y de la conciencia humana es ésta facultad y éste poder de poner en cuestión que hay dudas que nos advierten y nos sugieren cuestionar. Actuando así estaremos en buena compañía con los Gofman, Tamplin, Geesaman y otros como doctores Pizon.[1] Los científicos que han decidido reexaminar su posición en materia nuclear son cada vez más numerosos.[2] El público también presiona porque hay ahí “algo que revisar”, dando pruebas de éste modo de una “inteligencia de conservación”, expresión que prefiero al “instinto de conservación”, más centrado en la conservación de un individuo, por oposición a la conservación de un conjunto de individuos.

BALANCE VENTAJAS-INCONVENIENTES DE LO NUCLEAR

Quien dice ventajas e inconvenientes dice ventajas serias e inconvenientes serios y no meras ventajas e inconvenientes, al menos en un estudio adulto. Hay que lamentar que este no sea el caso, lejos de ello, en numerosos documentos relativos a lo nuclear que han sido presentados a los que deciden y a los políticos.
Ésta falta de madurez la he constatado en numerosas ocasiones. La mayoría de los documentos favorables al desarrollo nuclear no sólo están literalmente llenos de errores científicos, sino también amputados de sus aspectos esenciales.

Los errores más extendidos identifican ingenuamente los efectos de la radiactividad natural y los efectos de la radiactividad artificial presentándolos como efectos similares. Una vez impresos, éstos errores se reproducen incluso por universitarios imprudentes. He constatado personalmente asistiendo a conferencias que oradores comparaban seriamente la radiactividad de los yesos y de los ladrillos de las casas con las actividades derivadas de las centrales nucleares. Incluso se incriminaba al Sol. Y después se os abofeteaba con los rayos cósmicos. Esas cosas suceden aún hoy. Es evidente que ni el Sol, ni los rayos cósmicos, ni la radiactividad de los suelos, ni la de nuestro ladrillos hacen que nuestras verduras ni nuestra leche sean radiactivas. Ni nuestro aire. Ni nuestras heridas. La radiactividad natural de los suelos no provoca efectos de proximidad. La radiactividad solar tampoco. Los rayos cósmicos tampoco.

A propósito de éstos efectos el Dr. Pierre Pizon, experto nacional francés, se expresa así (“Le manuel du biologiste anti-nucléaire”, 1978 disponible en APRI [3]):
“El efecto de proximidad quita valor a las medidas físicas de la exposición ionizante. Los medios físicos detectan y miden la radiactividad total o analizada en gamma, beta, alfa. Para el biólogo, sólo cuenta la radiactividad localizada intensa, el efecto de proximidad, que resulta de la fijación, de la incorporación, y de la acumulación de elementos radiactivos, que pone en juego un número considerable de factores, unos y otros no detectables, asociados al azar. El efecto de proximidad será tanto más violento en cuanto que la ionización se ejerza en un radio tisular reducido; este radio depende de la tasa de transferencia de energía, que representa una magnitud física perfectamente determinada. El concepto del período efectivo corolario del período biológico, conserva ciertamente su valor, pero éste no es más que de esencia estadística. A escala microscópica, a escala histológica, a escala individual, la realidad lo contradice” páginas 3556 y 3557.

“Justamente es porque la radiactividad artificial transforma elementos inertes en elementos emisores de radiaciones ionizantes por lo que es temible, mediante la adición de su radiactividad a la radiactividad natural, y muy esencialmente por la creación de innumerables fuentes fisiológicas de irradiaciones específicas de tejidos y de órganos. Ésta evidencia lleva a indicar desde ahora que los peligros biológicos que se desprenden de la dispersión y de la perennidad de los cuerpos radiactivos resultan de la acción celular de la ionización, que induce enfermedades de tejidos y de órganos de desarrollo lento, por lo tanto de manifestaciones aparentemente retardadas de aspectos crónicos. La ignorancia de semejantes hechos tan evidentes como perfectamente conocidos deshonra a los propagandistas de la energía nuclear”. (página 3535)

¿LA BOLSA O LA VIDA?

He aquí una cuestión que se nos plantea (¿por quién?) cuando nos machacan con la frase “¿quiere usted lo nuclear o la edad de piedra?”.
Observemos que hay tipos de preguntas al igual que hay tipos de hombres. Y os dejo adivinar la violencia mental que tales preguntas esconde. A semejante tipo de interrogación debe ser: no quiero darle ni mi bolsa, ni mi vida.
De hecho, veremos que la sana lógica hace que nos neguemos tanto a lo nuclear como a la edad de piedra.
Incluso, podría darse el caso de que la aceptación de lo nuclear nos condujese directamente a la edad de piedra mediante un siniestro atajo. Desconfiemos pues de los numerosos sofismas lanzados al mundo que han precipitado a la sociedad cabeza abajo hacia la era nuclear que conocemos, colocándonos delante de una situación mundial de facto inadmisible: una política nuclear de hechos consumados.
A ésta política opondremos nuestra política de derecho: aquella de la vida en condiciones aceptables, felices y armoniosas. Política de derecho que resumimos en una frase: “El derecho de escoger nuestro buen derecho”.

PODER ESCOGER

Pero para poder escoger libremente, es necesario poder “dirigir las elecciones” libremente, escoger verdaderamente uno mismo, acto de hecho imposible o por lo menos disminuido, si el abanico de las opciones reales está censurado, pues en materia de elecciones la censura hace que la elección sea ilusoria. Es por lo que estamos a favor de una información verídica y libre en materia nuclear.
Lo original del estudio que voy a presentaros, relativo al efecto de proximidad, ha sido publicado en la revista trimestral SUPERVIVIENCIA UNIVERSAL número 9 de julio 1976[4]. Después ha sido publicado por la Asociación francesa para la protección contra las radiaciones ionizantes (APRI) en la revista trimestral PRI – dirigida por M. Jean Pignero – en su número doble 65-66 del 2º y 3º trimestre de 1977, titulado: “El plutonio, pesadilla integral -2” .[5]

Puesto que comprende mejor la cuestión al estar más cerca del fenómeno vital, el biólogo no ha ignorado la importancia del efecto de proximidad.

Sin embargo aunque los fenómenos vivos sean extremadamente complicados, no es menos cierto que vivimos, que la vida está en nosotros y que es tan preciosa para el común de los mortales como para el biólogo. Es por ello que éste último tiene la obligación de recordánoslo y de advertirnos contra una práctica sin precedentes, irreparable, irresponsable: la manipulación industrial de los isotopos radiactivos naturales, su concentración, para llegar a la producción y a la diseminación de los isotopos radiactivos artificiales en la biosfera y el cosmos, con todas las trágicas consecuencias que semejantes prácticas comportan. Y es éste grave problema el que ilumina el último libro del Dr. Pierre Pizon, el manual del biólogo antinuclear, libro que todo progresista, todo universitario, todo autodidacta, debería poseer.[8]

Por mi parte antes de llegar ahora al texto relativo al efecto de proximidad propiamente dicho añadiré: “La historia de la humanidad comporta aspectos particularmente sombríos, períodos donde la locura asesina era particularmente honrada y practicada públicamente: tal fue el lamentable período de la ex terminación masiva de los bisontes americanos. El hombre es responsable de la desaparición de numerosas especies animales para siempre, para la eternidad. Pero si debiésemos perder, gracias a lo nuclear, los valores genéticos, definitivamente valdría más que los Curie, Roentgen, Fermi y otros no hubiesen nacido jamás. Y aquellos a los que ésto pueda escandalizar deberían observar el fondo de las cosas y no su forma. Ir más al fondo y constatar que la Ciencia se ha embalado, que va a buscar nódulos al fondo de los mares, pero que es incapaz de remediar la gran catástrofe de los mares, como ese petrolero gigante que ha concebido en su seno y que aborta a pesar de ella sobre las costas, hundiendo regiones de pescadores en la miseria y la desesperanza, aniquilando una fauna y una flora preciosa, envenenado el mar que nutre a la humanidad hambrienta y debería seguir haciéndolo en el futuro próximo. Cuántas contradicciones visibles, accidentes imprevistos, elementos que se escapan a las estadísticas elaboradas por nuestros cerebros humanos y electrónicos. .”

PLUTONIO, PULMONES Y EFECTOS DE PROXIMIDAD (texto original).

En 1974 publiqué un artículo bastante largo titulado “Riesgos nucleares inaceptables” (APRI) donde denuncié los efectos de proximidad.
En 1975, interrogado porla revista francesa “Presse Environnement” nº du 24-1-75 (86, rue de Monceau, 75008 París), al respecto de mi argumentación, el comisariado de la energía atómica francés respondía reconociendo la existencia del efecto de proximidad y añadía que por supuesto estaban tomados en cuenta en las medidas de seguridad. Suplemento al nº 127, páginas P. y N. Spéciale (II) 2.
Ésta revista consagró un artículo bastante completo a la cuestión el 24 de enero de 1975 bajo el título “Energía nuclear: la C.E.A. contradice los argumentos aún inéditos avanzados por la asociación “Survie Belgique”.
En éste comienzo de 1976, decidí publicar el aspecto técnico de la cuestión a fin de probar que la C.E.A. francesa prácticamente está obligada a que sea imposible tomar en cuenta éstos efectos, en las medidas de seguridad, sin tener que proscribir inmediatamente la paralización total e inmediata de todas las industrias nucleares.[9]

Foto: una partícula de plutonio en un tejido pulmonar.

El aspecto técnico desarrollado aquí revela que un polvo de plutonio de un diámetro del orden de la micra (una millonésima de metro) mata localizándose simplemente en un pulmón: éste polvo proporciona en efecto más de 100.000 rads en un año a una zona del pulmón que lo rodea, zona muy pequeña, delimitada por una esfera de un diámetro del orden de la décima de milímetro que tiene el polvo radiactivo como centro.[10]
Estimo que debo revelar el artificio del cálculo utilizado por los científicos pro nucleares para engañar a los científicos de las demás disciplinas y al público. Antes de exponer los cálculos propiamente dichos, daré un ejemplo de éste artificio de cálculo, aplicándolo a un campo donde el vicio del razonamiento es más aparente. He aquí este ejemplo:

¿Qué pensáis de la siguiente afirmación?:
“Se puede sostener que una bala de fusil no es peligrosa”.
Basta que hagamos abstracción del punto de impacto (que evidentemente, absorbe toda la energía cinética del proyectil) que se suponga que toda la energía cinética de la bala será absorbida por una zona más grande, como por ejemplo toda la superficie del cuerpo, en ese caso es demostrable que no se constatará ningún punto de ruptura de la carne.
Es evidente que en este ejemplo comprendéis inmediatamente el razonamiento viciado, que consiste en no tener en cuenta el hecho, real que la bala ataca en un lugar bien preciso y no en todo el cuerpo o en todo el órgano. Fuerza la ruptura en un punto porque concentra toda la energía sobre una pequeña superficie o zona y a energía igual, cuanto más pequeña es la zona, más cierta es la ruptura.
De esta forma, en el caso estudiado para el polvo de plutonio, se engaña gravemente al público si se supone en los cálculos que la energía liberada en un tiempo determinado por el polvo radiactivo, se difunde a todo el pulmón, mientras que en realidad, ésta energía ataca con una gran precisión a una zona bien determinada del pulmón y por lo tanto es muy peligrosa porque puede provocar la muerte.[
11]
Añadamos, para los no científicos que en el caso del polvo de plutonio 239 de un diámetro del orden de la micra (milésima de milímetro), alojado en un pulmón, la zona a considerar (la pequeña esfera de carne que rodea al polvo) es lesionada a razón de un tiro de partícula alfa (expulsión de un núcleo de helio proyectado en la carne aproximadamente a 20.000 kilómetros por segundo) cada minuto ( más exactamente 1.414 tiros por cada 1000 minutos).

En éstas condiciones de agresión repetida, el cuerpo se encuentra en la imposibilidad de restaurar la zona, por muy pequeña que sea, constantemente destruida.[12]
Todo sucede de hecho como si se pidiese a unos albañiles construir una casa alrededor de una ametralladora que tiraría en cualquier dirección y sin advertirles, aproximadamente un tiro cada minuto.
En éste ejemplo que los albañiles son los materiales biológicos drenados por el cuerpo hacia la zona destruida a fin de efectuar las reparaciones mientras que la casa a construir es la zona del pulmón a restaurar. Por último se comprenderá que el papel de la ametralladora es brillantemente representado por el polvo radiactivo de plutonio que puede tirar sin discontinuidad a la misma cadencia durante numerosos años (un polvo de plutonio solo disminuye su cadencia de tiro muy lentamente y sólo alcanza la mitad de ésta cadencia después de un enorme período de 24.000 años, período muy largo con relación a la duración de la vida de un hombre).[13]
Todo ésto nos deja ver que éste terrible polvo tira a la misma cadencia incluso si permanece varios años en el pulmón.
El fenómeno de ametrallamiento intensivo e ininterrumpido considerado juega a una escala muy pequeña, pero esto no cambia nada de la realidad que lleva ni más menos al desencadenamiento del cáncer de pulmón.[14]
Las comparaciones y ejemplos que preceden deben permitir comprender, de forma simplificada, para aquellos que rechazan los cálculos, que los materiales biológicos aportados por el organismo hacia la zona pulmonar lesionada son destruidos antes de poder reconstituir las células a reemplazar en ésta zona que repitamoslo, está sometida a una ionización intensa (como vamos a demostrar) durante largos períodos gracias a los tiros alfa salidos del polvo de plutonio.
Ésto es la constatación de que una irradiación local y repetida es nociva y presenta efectos necrosantes: el cáncer proliferará en todo el organismo a partir de la zona, por muy pequeña que sea, sometida a una ionización intensa durante un tiempo suficiente.
De hecho se trata, por parte del organismo, de un reacción ante el agotamiento de la facultad de reparación en un lugar bien preciso que ha sido destruido numerosas veces.
El caso importante que vamos a exponer, por cálculos, vía relaciones bastante simples, es en realidad bastante diferente del caso de la irradiación total (irradiación intensa y breve que proviene de la explosión de una bomba atómica o de una manipulación o exposición importante a una fuente radiactiva insuficientemente blindada) con agotamiento de las facultades generales de restauración que se sitúa aproximadamente en los 600 rem para todo el organismo (mortalidad del 100% en éste caso).
Aún oímos sin embargo y a menudo en nuestros días a los especialistas que citan cuadros que se relacionan únicamente con las irradiaciones totales, intensas y breves (caso de Hiroshima, cuadros que provienen de datos militares antiguos) hablando de los peligros de las centrales nucleares y de la contaminación crónica que provocan en la biosfera. [15]
Se trata aquí, y el lector lo comprenderá, de un error fatal y lamentable. Los efectos de la contaminación radiactiva de los alimentos y de la atmósfera por las centrales e industrias nucleares así como por las lluvias diferidas de las explosiones nucleares “pacíficas” (o no) actúan de forma totalmente diferente sobre los organismos. He tratado este problema, en respuesta al “Libro blanco francés” relativo a la ausencia de nocividad de las explosiones atómicas pacíficas francesas en un trabajo bajo el título: “Libro negro sobre las explosiones nucleares francesas” editado por P.R.I. (A.P.R.I.)
Vamos pues a ser víctimas de irradiaciones localizadas intensas, crónicas, internas, a veces en detrimento de órganos bien específicos (efecto de focalización) que concentran ciertos elementos radiactivos de forma preferencial (por ejemplo la glándula tiroides que concentra el yodo), a veces en detrimento del organismo entero a partir de localizaciones pulmonares u otras (vía el ciclo: polvos atmosféricos – pulmón o heridas varias).
El famoso cuadro que presenta las cifras muy conocidas, variando de 25 Rem a 600 Rem, no es en absoluto aplicable en lo que respecta a las irradiaciones crónicas. Es pues realmente erróneo citarlo cuando se habla de los peligros de las centrales nucleares, excepto en lo que concierne a la evacuación rápida accidental de los desechos radiactivos a gran escala ( accidente mayor probable o asimilado). Los ataques de las industrias nucleares contra el público revelan en general actualmente una contaminación insidiosa, permanente, acumulativa, crónica y generalizada. El viento lleva los polvos a una distancia de aproximadamente 1000 kilómetros en 24 horas y nadie puede garantizar que no va a respirar su polvo que contiene plutonio o algún otro regalo radiactivo. El ataque, pues se trata verdaderamente de un ataque, de una agresión grave, es extremadamente insidioso puesto que no es doloroso y no es detectable; se trata pues de un ataque que nos concierne a todos en cualquier parte donde estemos, cualquier cosa que hagamos: Si, la guerra nuclear industrial contra el género humano ha empezado desde hace varios años y habrá que tomar absolutamente disposiciones draconianas para hacerla desaparecer irreversiblemente, bajo pena de condenarnos a muerte.
Algunos encontrarán estas afirmaciones duras, pero ¿qué se puede contra la realidad?. ¿Acaso la necesidad no es la ley? ¿Es posible patear la verdad porque algunos prefieren manipular capitales inmensos sin pensar en generaciones futuras e incluso en sus propios intereses inmediatos y reales?.

CÁLCULO DE LOS EFECTOS DE PROXIMIDAD

Antes de continuar los cálculos que demuestran que un polvo de plutonio 239 proporciona dosis insospechadas en las inmediaciones inmediatas del lugar pulmonar donde se alojan hay que saber previamente algunas cosas:

– que el plutonio 239 es principalmente un tirador de partículas alfa que tienen cada una una energía de aproximadamente 5 MeV ( 5.000.000 de electrón-voltios);
– que las partículas alfa, mucho más pesadas que los electrones, no pierden sin embargo toda su energía cinética en una distancia muy pequeña cuando son emitidas a partir de una localización pulmonar;
– que esa distancia es del orden de 1/20 milímetros y que ipso facto esta distancia determina una zona de acción que encaja la energía ionizante;
que es particularmente lamentable que algunos científicos hayan manipulado las zonas de acción realmente sometidas a ionizaciones intensas para ampliarlas a zonas no concernidas, mucho más grandes, esto a fin de llegar a producir cifras que dan dosis absolutamente falsas a fin de satisfacer las exigencias del patronato nuclear internacional;
– que los cálculos siguientes han sido sometidos al examen del Profesor Doctor en física nuclear Jens Scheer, de la Universidad de Bremen (Alemania) y que, según su expresión, los ha encontrado absolutamente correctos.(ver la carta que me ha dirigido el 7-4-76 al respecto)

ALTERACIONES HEREDITARIAS

ALTERACIONES GENETICAS

http://www.ratical.org/radiation/CNR/PP/chp3.html

Pasemos ahora a los efectos de las mutaciones inducidas por la radiación en dos tipos importantes de células, las células germinales de los testículos, fuente de los espermatozoides , las células reproductoras masculinas , y las células germinales de ovario , fuente de óvulos , las células reproductoras femeninas . La lesión por radiación de esta clase de células aún tiene más consecuencias que las lesiones por radiación que llevan a la leucemia o el cáncer de gran alcance. Los cambios en los cromosomas de los espermatozoides o los óvulos células inmaduras pueden ser transmitidos a todas las futuras generaciones de seres humanos. La herencia del hombre, su mayor tesoro, que está en juego !

Las células que producen los espermatozoides se llaman espermatogonias . Aquellos que producen óvulos son llamados oocitos . Espermatozoides maduros tienen 23 cromosomas. Óvulos maduros tienen 23 cromosomas. Tras la fecundación del óvulo por el espermatozoide , volvemos al número de 46 cromosomas, que caracteriza a todas las células del óvulo fecundado en todo ser humano adulto .

La lesión en los espermatozoides o los óvulos cromosomas , mientras que están en el testículo o el ovario , ya sea por mutación o deleciones cromosómicas ( véase más arriba) , se transmite a cada célula de un nuevo ser humano . Peor aún , ya que todas las células del nuevo ser humano puede llevar a una mutación tal, que el esperma o los óvulos de este humano pueden llevarlos también , por lo que la lesión original persiste a través de generaciones sucesivas.
Genetistas Innumerables han advertido en repetidas ocasiones a la sociedad sobre el peligro de permitir que cualquier aumento en la velocidad a la que cualquier tipo de mutaciones se introducen en la población general. Ellos saben muy bien que las mutaciones se producen debido a fuentes naturales de radiación y otras causas, muchas de las cuales no se entienden a la fecha. Algunos de los que tratan de hacer la luz de los riesgos de la introducción de mutaciones innecesarios se apresuran a señalar que algunas mutaciones son beneficiosas , y de hecho que se encuentren. Pero la opinión pública imperante genética indica que no podemos aspirar a mejorar el hombre mediante el aumento de su tasa de mutación . Podemos, sin embargo , contar con hacer un gran daño , medido en el sufrimiento humano incalculable de deformidades físicas y mentales , y una mayor incidencia de muchas enfermedades graves , si permitimos que las tasas de mutación siga aumentando (cuanto más contaminación radioactiva más tasas de mutaciones).

El Premio Nobel de la genética , el Profesor Joshua Lederberg , [ 2 ] recientemente manifestó su profunda preocupación por las consecuencias del aumento de la tasa de mutación existente en nuestros genes , y declaró que las normas actuales de radiación permiten un aumento del 10 por ciento en la tasa de mutación . Y él dice : “Yo creo que las actuales normas para la exposición de la población a la radiación deben y serán (al menos de facto) se harán más estrictas , alrededor de uno por ciento de la tasa espontánea , y que esto es también un estándar razonable para el máximo ( herencia) efecto tolerable mutagénico de cualquier producto químico ambiental “.

Dr. Lederberg está sugiriendo que todas las formas de influencia en nuestro entorno que pueden provocar mutación genética o lesión cromosómica sean uno por ciento de la tasa espontánea , sin embargo, señala la grave situación por la que actualmente estamos permitiendo legalmente el 10 por ciento de la tasa espontánea sólo por la radiación. Citemos Profesor Lederberg sobre esto:

” Un aumento de diez por ciento en el tasa de mutación  ` espontánea existente ‘ es  , en efecto, la norma que ha sido adoptado como el ` máximo aceptable ” nivel de exposición de la población a la radiación por los organismos reguladores competentes. ”
Uno se pregunta cómo puede ser que los órganos reguladores responsables permitirían diez veces más lesiones genética a la población solo por la radiación , cuando un genetista muy respetado sugiere uno por ciento como máximo de la radiación más sustancias químicas combinadas . Otros genetistas coinciden .

Una multitud de respuestas insatisfactorias a esta pregunta se ha nproporcionado . Una de ellas es que no podemos darnos el lujo de impedir el progreso tecnológico por restricciones indebidas . Así, los programas de energía atómica como la generación de electricidad de origen nuclear , ” deben” ser beneficioso para los seres humanos en términos de comodidad y confort , por lo que se debe permitir que contaminan el medio ambiente con sustancias radiactivas que finalmente producirán cambios genéticos en el hombre.

Una pregunta razonable : ¿por qué debe ser liberado radiactividad en un nivel tan alto para los programas de energía atómica de proceder ? Esta cuestión nunca se le pide , pero la respuesta es , por supuesto , la economía . Es más barato contaminar que tomar las medidas necesarias para evitar la contaminación. Los promotores de toda la tecnología se dan cuenta de esto intuitivamente y conscientemente . Por lo tanto , ellos presionan para que las restricciones a la contaminación se aflojen o , mejor aún, para que  no haya restricciones en absoluto.

Y la presión de tales intereses promocionales es pasmoso . En general , todo lo que tienen que hacer es hablar de las palabras mágicas ” economía”, y todo el mundo cae  . Si no es económico  prevenir la contaminación radiactiva , entonces seguramente debemos permitir que la contaminación ocurra sin obstáculos . Para que podamos pagar un precio enorme en el futuro a través de deterioro de nuestros genes y cromosomas y , por lo tanto , causar fantástica miseria y sufrimiento humano, apenas entra en esta foto ” económica ” .

La insensibilidad  surge de nuestra falsa definición amplia del término ” económico”. Sólo incluimos consideraciones a corto plazo en nuestros cálculos – los económicos de que se trate , con días , semanas , meses o unos pocos años.  Los costos finales que deben ser sufragados por la sociedad del futuro , o las generaciones futuras , son difíciles de anticipar ( que casi parecen ” teórico”) y  se evitan de forma rutinaria en las consideraciones económicas.

Otro común, pero poco satisfactoria , se da respuesta a por qué estaríamos legalmente permitir suficiente radiación (y la contaminación de la radiactividad) para causar un aumento del 10 por ciento en la tasa de mutación . Ya estamos siendo irradiados, se suele decir, a partir de fuentes naturales ( rayos cósmicos, radioactividad de las sustancias de la corteza terrestre , el carbono 14 producido por los rayos cósmicos ) en una cantidad que también pueden causar alrededor del 10 por ciento de la tasa de mutación espontánea. Como este argumento engañoso va, “no podemos hacer mucho daño si lo hacemos a los seres humanos sólo la igualdad de lo que la naturaleza ya lo está haciendo . ” Falaz como lo es en todos los aspectos, este argumento parece creíble para muchos entre el público, el médico, y las comunidades científicas.

Todos ellos no se dan cuenta de que la radiación natural y las mutaciones genéticas y cromosómicas causado por ese hecho están haciendo un gran daño.  Vimos en el capítulo II que todas estas radiaciones actúan de forma similar y las lesiones no son diferentes de una fuente de radiación que los de otro. Todo lo que podemos decir es que, en este momento, no sabemos de ninguna manera  desactivar las diversas fuentes naturales de radiación. Nosotros, por lo tanto, sufrimos una enorme carga de  enfermedad, la debilidad y la muerte como resultado de la radiación natural. Como elemento mínimo de sentido común, debemos evitar, excepto en las circunstancias más extremas, que se sume a esta enorme carga de sufrimiento mediante la adición de la lesión producida por la radiación artificial.

Cuando el argumento plantea que las mutaciones naturales – inducidos por la radiación no puede ser perjudicial ya que los humanos han evolucionado tan lejos en un “mar de radiactividad “, este argumento debe ser contrarrestado con varios puntos convincentes . En primer lugar, mientras que nosotros hemos evolucionado al estado actual , a pesar de la radiación, tenemos un tiempo de vida limitado y tenemos una enorme carga de sufrimiento ,  enfermedad y la muerte prematura debido a trastornos genéticos. Y la radiación natural probablemente representa alrededor del 5-10 por ciento de tal sufrimiento y la enfermedad.

Precisamente el mismo argumento tonto que en cuanto a la radiación natural podría haberse planteado en relación con la poliomielitis, el cólera, la fiebre tifoidea, la tuberculosis, la fiebre amarilla, la difteria, y una serie de otras enfermedades infecciosas. Es muy probable que los organismos que causan estas enfermedades han coexistido en la tierra, con el hombre y otras especies, durante millones de años. ¿Podría alguien afirmar que no existía la fiebre tifoidea o la fiebre amarilla, o la poliomielitis, o la peste bubónica o la difteria o el cólera? ¡Qué va! En algunas áreas del mundo, la esperanza de vida no ha sido la de las sesenta clásica y diez, precisamente porque las enfermedades causadas por estos organismos tomaron un peaje pesado que lleva a una esperanza de vida mucho más corta de lo que son hoy. ¿Quién lo hubiera escuchado el argumento de que el bacilo de la tuberculosis era inofensivo sólo porque el hombre sobrevivió como especie, a pesar de los estragos de la tuberculosis? ¿Quién habría argumentado que un mismo caso para los otros agentes graves de la enfermedad infecciosa?

Los promotores de la energía nuclear están diciendo, en esencia: ” Como ya tenemos un nivel tal y tal de la enfermedad de la radiación de fondo , en realidad no importa si aumentamos esta cifra con el mismo nivel , es decir el doble de ella. ”

Aplicando esta misma lógica a las enfermedades infecciosas , los funcionarios de salud pública dirían: ” Desde siempre hemos tenido 10.000 casos de malaria en este país, no importa si aumentamos el número a 20.000.

El hombre  , con gran ingenio , ha buscado  en su entorno las causas de las enfermedades graves . Siempre que ha sido  posible , se ha cuidado el medio ambiente, a través de medidas sanitarias, o por procedimientos de inmunización , disminuyendo así la enorme carga de las enfermedades infecciosas .

¡Qué  hubiera ocurrido  si el hombre hubiera renunciado desde el principio y dicho, que el virus de la poliomielitis siempre ha estado con nosotros , que el hombre ha evolucionado a pesar de ello , y , por lo tanto ,  no hay que tener en cuenta  los  estragos del virus de la polio.!!

COMENTARIO:  El hombre ha podido defenderse de enfermedades infecciosas gracias a sus conocimientos, que le ha llevado a tomar medidas sanitarias para impedir la proliferación de los microorganismo, contagios, crear vacunas,…

En las enfermedades producidas por la contaminación radioactiva, las medidas serían detener inmediatamente la producción de más cantidad de radioactividad y radionucleidos;   la industria nuclear tendría ahora mucho trabajo en desmantelar las viejas centrales, y guardar los miles de toneladas de residuos radioactivos que se han producido y se producen

Cómo la radiación produce Enfermedades y Alteraciones Hereditarias I

Para comprender la importancia del daño físico causado a los seres humanos por la radiación ,no es necesario comprender exactamente lo que ocurre en las células del cuerpo que son irradiados . Pero vamos a explicar , en varias frases, lo que se conoce de estos eventos . Los diversos tipos de radiación administrada a las células humanas (de rayos beta , rayos X, rayos gamma o partículas alfa) se conocen comúnmente como radiaciones ionizantes, o la radiación que separa o produce iones . El nombre es apropiado porque los electrones de alta velocidad (rayos beta ) que pasan a través del tejido viviente arrancan electrones de carga negativa de los átomos dejando iones cargados positivamente. Estos electrones a su vez ionizan otros átomos hasta que finalmente toda la energía inicial del electrón de alta velocidad se disipa . Tales electrones se originan en el núcleo de átomo radiactivo inestable . Cuando es emitida , viajan con velocidades enormes , algunos tienen velocidades cercanas a la velocidad de la luz . Muchos de estos electrones tienen suficiente energía para romper los enlaces químicos de 100.000 átomos . Los rayos X y los rayos gamma, por uno u otro mecanismo, ponen a los electrones en movimiento en el tejido. Una vez hecho esto, todos los eventos que se producen son similares a los producidos por un rayo de Beta. Las partículas alfa también ionizan los átomos en su camino, poniendo a los electrones en movimiento que a su vez causan más ionización. Esta acción disruptiva, que produce iones cargados eléctricamente, es muy importante, pero no la única, tales radiaciones lesionan los tejidos. Muchos enlaces químicos entre los átomos se rompen debido a la ionización producida. Este es un mecanismo de daño adicional importante. Para nuestros propósitos, este tipo de acciones perjudiciales de la radiación ionizante pueden considerarse simplicando como una desorganización o lesión de las células y tejidos biológicos masiva , no específica. Las células biológicas son acumulaciones de sustancias químicas organizadas notablemente , dispuestas en innumerables tipos de entidades sub – estructurales dentro de las células. La belleza de esta organización sólo puede ser admirado en cuando revelada bajo las altas magnificaciones de instrumentos como el microscopio electrónico o el microscopio electrónico de barrido . En marcado contraste , no hay casi nada específico u ordenado por la ruptura de los enlaces químicos o de los electrones de los átomos. Más bien, esto representa la desorganización y la interrupción . Quizás una analogía razonable sería el efecto de piezas irregulares de metralla que pasan a través de los tejidos . Uno no espera que la arquitectura de la naturaleza pueda ser mejorada por la acción perjudicial de metralla o radiación ionizante. En cambio, podemos anticipar diversos grados de daño a la delicada arquitectura celular interna.  

La radiación ionizante puede causar la muerte reproductiva en las células de tejidos humanos. Arriba dos placas de cultivo que muestran colonias de células de tejidos humanos. Cada uno cultivado a partir de un número igual de células madre. Las células madre de las colonias a la derecha fueron expuestos a radiación ionizante, mientras que las células parentales de los de la izquierda no lo eran.  Courtesy of Theodore T. Puck, 
Scientific American, April 1960

Si el daño es catastrófico, la célula que ha experimentado la lesión por radiación muere. Si la célula puede seguir viviendo, aunque herida, durante mucho tiempo. No sólo pueden las células heridas seguir viviendo, pueden dividirse y reproducirse nuevas células. Por desgracia, estas nuevas células podrían contener la lesión sufrida por la célula irradiada desde la que se originan. En muchos tejidos corporales, la pérdida de un cierto número de células debido a daño de la radiación puede ser tolerada porque las restantes, las células no lesionadas pueden dividirse y todavía mantener en funcionamiento el número necesario de las células del tejido. Las células que no se lesionan fatalmente pueden llevar a cabo su función habitual en el cuerpo, tal vez con menos rendimiento óptimo. Las lesiones no mortales de las células de ciertos tejidos humanos puede ser mucho, mucho más peligroso para la persona que la pura y simple muerte, inmediata de la célula. Estas lesiones no mortales son especialmente peligrosas, ya que, dentro de un período de años, una sola célula herida de esta manera tiene la posibilidad de iniciar un cáncer o una leucemia. Todavía no sabemos qué tipo de radiación ionizante induce lesiones en las células que en última instancia conducir a un cáncer 5, 10, 15, o 20 años después. Lo que sí sabemos con certeza, que este proceso ocurre. Lo que sucede entre la lesión por radiación inicial y la aparición final de un cáncer o leucemia es aún un misterio. Pero una vez que este proceso ha sido iniciado por la radiación, la ciencia no conoce ninguna manera de detenerlo. Una amplia variedad ( si no miles ) de tipos y grados de daño a las células puede ocurrir a partir de la radiación ionizante. Tal vez sólo uno o unos pocos de estos pueden ser del tipo que puede iniciar un cáncer que finalmente destruye a su huésped humano . Es importante darse cuenta de que un gramo de células ( aproximadamente 1 /32 de onza ) de un órgano humano contiene un billón de células , aproximadamente . Así que , aunque sólo sea un tipo muy poco frecuente de lesión celular ( entre los miles de posibles lesiones ) pueda iniciar una célula en el camino hacia el cáncer , todavía es posible que miles o cientos de miles , de células son alterados por la radiación en un manera que con el tiempo conducir a un cáncer. No hay que olvidar , que sólo una célula con el tipo adecuado de la desorganización inducida por la radiación puede convertirse en un cáncer fatal. El proceso en el medio puede ser muy complicado, y muchas células lesionadas podría no ser capace de completar todos los pasos hacia la producción de un cáncer. Pero se necesita una sola célula para hacerlo. El período entre la lesión por radiación y el cáncer obvia es bastante largo en el ser humano . Leucemia , a menudo llamado cáncer de sangre, toma por lo menos cuatro o cinco años. Otros tipos de cáncer pueden llegar a tardar hasta 20 años. El período intermedio no dice nada ; la persona no se da cuenta que está pasando. Si se le pregunta por su salud , él , por supuesto , por ejemplo, ” me siento bien . ” (Que es de lo que se vale el lobby nuclear, para no pagr indemnizaciones, y repetir el mantra: No hay peligro inmediato para la salud) Debido a la “silencio” durante el cual los eventos desconocidos mortales se producen, el tiempo entre la irradiación y la aparición del cáncer ha sido designado como el período de latencia. Una vez que el periodo de latencia ha pasado, un cierto tipo de cáncer seguirá apareciendo año tras año en un grupo de seres humanos sometidos años antes a la radiación ionizante . Las leucemias agudas debidas a la irradiación siguen apareciendo en números aparentemente fruto íntegro, consistente incluso 20 años después de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Una forma de leucemia, llamada leucemia mielógena crónica, parece aparecer entre la población expuesta de forma constante durante un período de aproximadamente 10 años y luego a aparecer con menos frecuencia. Debemos darnos cuenta de que esta importante consecuencia de la lesión por iradiación de las células, es decir, el cáncer o la producción de la leucemia, no se hace evidente inmediatamente después de la irradiación. Tristemente, el largo retraso, o el período de latencia,  ha demostrado qeu nos deja indefensos. El resultado ha sido un fracaso para apreciar y comprender la verdadera magnitud de los efectos perniciosos de las radiaciones ionizantes. De la radiación y otros agentes nocivos en el entorno tendemos a esperar efectos inmediatos. Si nosotros no los vemos, una falsa sensación de seguridad se hace cargo.

El núcleo de las células se considera generalmente que es el sitio crucial de la lesión celular por la radiación ionizante. Además, las estructuras críticas heridas dentro del núcleo son los cromosomas. En cada célula humana normal (excepto en ciertas etapas de los espermatozoides y las células de óvulos) hay 46 tales cromosomas. Estos cromosomas contienen toda, o casi toda, la información de la célula, la información que dirige la célula en todas sus actividades, incluyendo el crecimiento, la división celular, la producción de una gran cantidad de sustancias químicas biológicamente importantes, tales como proteínas, y otras actividades metabólicas.

Durante décadas hemos sabido que la radiación ionizante puede producir lesiones microscópicamente visibles en estas delicadas cromosomas portadoras de información. Se se ha observado que se producen después de la irradiación de las células la ruptura directa de cromosomas en dos o más piezas . Hay muchas razones para creer que los cromosomas sufren mucho la lesión por radiación adicional que no es visible en el microscopio.

Cuando la radiación ionizante interactúa con uno de los cromosomas , hay dos formas principales en las que el sistema de información de la célula puede ser alterado de forma permanente por la radiación . Los genes son las unidades de información dentro del cromosoma. Se componen en gran parte de la sustancia química conocida popularmente como el ADN ( ácido desoxirribonucleico ) . La radiación puede producir una alteración química en una parte de un único gen , de manera que las funciones de los genes sea anormal a partir de entonces , proporcionando a la célula con direcciones falsas . Cuando estas células se dividen, el gen alterado puede ser reproducido en las células descendientes.

Si un único gen en un cromosoma ha sido alterado químicamente , por lo que proporciona nuevas direcciones , se dice que se ah producido una mutación puntual . La radiación también puede producir un tipo diferente de cambio en el sistema de información de la célula. Este cambio se produce si el cromosoma se rompe físicamente. En la página 53 se muestra un diagrama esquemático de un cromosoma humano . Tiene dos brazos y una pequeña región entre conocido como el centrómero . Cuando una célula se divide , los centrómeros lidera el camino para el cromosoma para ir a la célula hija . Cuando la radiación rompe un pedazo de uno de los brazos del cromosoma , esta pieza ya no tiene un centrómero . Como resultado , se ha pérdido para las células de la siguiente división celular . Un solo cromosoma tiene cientos o miles de genes dentro de ella. Así, el fragmento del cromosoma roto puede tener decenas o incluso cientos de genes en el mismo. Tales genes se han perdido para las células hijas cuando se pierde la pieza del cromosoma que los contiene. [ 1 ] Es de suponer que demasiados genes cruciales se pierden de esta manera , la célula puede morir.

Con pérdidas menores, la información alterada no es tan grave como para causar la muerte de la célula. Pero la pérdida de genes podría así causar tan desequilibrio celular como para causar su desarrollo final en una célula cancerosa.

La pérdida de una parte del cromosoma y los genes dentro de ella también se llama una mutación. Esta pérdida se designa apropiadamente como una deleción, porque hemos realmente con ello eliminado una parte del cromosoma y sus genes. Así que la radiación puede provocar los dos principales tipos de mutaciones, mutaciones puntuales y deleciones.

Fotografía real de cromosomas humanos en una célula que habían recibido tratamiento de rayos gamma. Algunos están intactos, otros muestran rupturas (indicadas por las flechas) producidas por la radiación. La pieza que se ha roto se perderá cuando la célula se divide. Número de rupturas cromosómicas depende de la dosis de radiación.

 

COMENTARIO: La radiación ionizante provoca lesiones a nivel celular, de los cromosomas,… los rompe, los parte. A nivel macroscopico equivalente a una bomba que arranca un brazo, o una bala que provoca una lesión,…
Las lesiones a nivel macroscopico las percibimos, duelen,… las lesiones que la radiación ionizante produce a nivel celular no duelen no las percibimos inmediatamente; pero son mucho más graves, porque no sólo afectan al individuo bombardeado por la radiación, también a las generaciones futuras.
Decir, -como la propaganda nuclear quiere hacer creer-, que los humanos pueden adaptarse a la radiación ionizante es tan disparatado como decir que el ser humano, algún día, pueda adaptarse a los bombazos y las balas.
La industria nuclear, se valen para engañar a la población de que las lesiones producidas por la radiación ionizante no se percibe ni duele en el momento.
Imaginense, que ocurriría lo mismo con las armas convencionales; bombas, balas,…y los locos de turno dijeran: “es el futuro, llegará el día que el ser humano se adaptará a las balas, bombas,…”
__________________

 

INFORMACION RELACIONADA

http://tvaraj.com/2012/08/30/the-nuclear-sacrifice-of-our-children-by-dr-helen-caldicott/

El sacrificio Nuclear de nuestros niños por la Dra. Helen Caldicott. pediatra, profesora pediatría en Harvard.

Todas las personas que han estado expuestas a la radiación de Fukushima – especialmente los bebés, los niños, inmunodeprimidos, ancianos y otros – tienen que ser médicamente examinado a fondo y de manera rutinaria para malignidad, supresión de la médula ósea, diabetes, alteraciones tiroideas, enfermedades del corazón, envejecimiento prematuro, y las cataratas. Para el resto de sus vidas y el tratamiento adecuado instituido. La leucemia comenzará a manifestarse dentro de los próximos dos años, el pico será en cinco años y los cánceres sólidos comenzarán a aparecer de 10 a 15 años post-accidente y seguirá aumentando en frecuencia en esta generación durante los próximos 70 a 90 años.

“Sin embargo, algo nuevo en la historia de la medicina está ocurriendo en Fukushima, dice Caldicott. (Cladicott es pediatra) 30% de 3000 niños examinados que recibieron una dosis muy alta de radiación, han sido diagnosticados con tumores de tiroides. “QUE EL CANCER SURJA EN EL PRIMER AÑO, ES DEMASIADO TEMPRANO.

¿Comer marisco japones?

[Column] Is Japanese seafood safe ? | Fukushima Diary

[Columna] Es seguro el marisco japonés?
Publicado por Mochizuki el 17 de septiembre 2013

¿Es seguro marisco japonés? Yo no tengo que decir que no coman mariscos japonés.

Aquí voy a mostrar tres hechos. Todo depende de usted para decidir a comer o no.

1. El agua contaminada sale del puerto de Fukushima.

Si alguien se mea en la piscina, probablemente vamos a salir de ahí, no importa lo mucho que se diluya.

El primer ministro japonés Abe declaró a la COI que el agua contaminada está totalmente bloqueado en el puerto central nuclear de Fukushima, pero en realidad está saliendo. La salida del puerto no se cierra nunca.

Gobierno japonés dice que el nivel de radiación es menor que el límite de seguridad fuera del puerto, pero es sólo porque está diluida. Tepco también lo admitió . Se acumulará más durante varias décadas.

2. Son los datos anunciados el máximo? mínimo? o promedio?

Gobierno japonés y Tepco muestran los datos de monitoreo de agua de mar del Pacífico. Parecen seguros. Sin embargo, nunca se sabrá cuántos más datos no publicados hay tras los informes oficiales. No se nos informa de si se trata de todos los datos, por qué eligieron los lugares de muestreo, si se trata de la lectura más alta o la lectura más baja, o el promedio de sus muestras.

Incluso si se miden 100, 100 y 10, podrían estar simplemente mostrando sólo “10”, que es el más bajo y nadie sabe si realmente miden 100 veces.

3. Se hacen sólo pruebas en el pescado sólo para “Cesium-134/137” (Fukushima está emitiendo unos 200 radionucleidos diferentes)

Hay un gran número de radionucleidos liberados de la planta de Fukushima. Sin embargo, la norma de seguridad japonés es sólo para el “Cesium-134/137”. Es porque se trataba de la mayor contaminación de Chernóbil, y fácil (barato) para detectar, supuestamente.

Sin embargo, la contaminación principal en el agua que se fuga no es Cesium-134/137, y apenas se han hecho pruebas para detectar todos los demás radionucleidos Por otra parte,algunos de los radionucleidos ni siquiera tienen “los límites de seguridad”.

Por ejemplo, el tritio en el agua radiactiva (H-3) es la contaminación principal en el agua que se escapa. Asimismo, mantendrá la fuga de más de 40 años, y el gobierno japonés no tiene la tecnología para extraerlo. Sin embargo, no hay límite de seguridad de tritio en pescados y mariscos. Por no hablar, de que no se mide el tritio en el pèscado.

Corea del Sur decidió prohibir la importación de todo tipo de los productos pesqueros de 8 prefecturas. Gobierno japonés exigió al S. gobierno coreano tomar “medidas científicas” porque marisco japonés es seguro. En realidad, el gobierno japonés no analiza tritio. Ellos ni siquiera tienen el límite de seguridad.

(El “nivel de referencia” de tritio en el agua potable de la OMS es de 10.000 Bq / L. La base del gobierno japonés es ignorar el tritio. Nadie investiga aún más.)

———- Post added 21-sep-2013 at 024 ———-

Ban on Japanese seafood in full effect, says Russia — Includes Fukushima and 7 other prefectures — “Decision is based on monitoring”

Prohibición de marisco japonés con pleno efecto, dice Rusia – Incluye Fukushima y otras prefecturas 7 – “La decisión se fundamenta en la supervisión”

Título: Prohibición de peces japoneses permanece en su lugar debido a accidente de Fukushima – Servicio de Supervisión
Fuente: La Voz de Rusia, Interfax
Fecha: 19 de septiembre 2013

La prohibición de las importaciones de pescado y marisco de Japón, presentado el 6 de abril de 2011 en relación con el accidente ocurrido en la central nuclear de Fukushima-1, se mantendrá vigente en su totalidad, ha informado de la federal de supervisión veterinaria y fitosanitaria servicio Rosselkhoznadzor.

Se dijo que la prohibición se aplica a las 242 compañías ubicadas en ocho prefecturas de Japón. La prohibición sigue en vigor pese a las reiteradas peticiones de los funcionarios japoneses para levantarla “, dijo Rosselkhoznadzor.

Esta decisión se basa en el seguimiento, a cargo de los servicios rusos, y por las organizaciones internacionales y extranjeros. […]

 

DE LO QUE SON CAPACES:

NOTICIA RELACIONADA:
Uranium in sardines off Japanese coast.
Uranio en las Sardinas Frente a la costa japonesa

06 de agosto 2012 de uranio en las sardinas frente a la costa japonesa .
Tokio Segurity ha encontrado isótopos de uranio en las sardinas en el Pacífico frente a las costas de la prefectura de Ibaraki. Proactinium-234m: 23 Bq / kg (de uranio-238 hija) de torio-234: 10 Bq / kq (uranio-238, la hija) de cesio: 0,3 Bq / kg.

Se ha encontrado 110 veces más uranio que cesio en estos peces.
Al parecer, el uranio se está escapando directamente de la dermis por debajo de Fukushima Daiichi.

Esta lectura, y el reciente descubrimiento de Chris Busby de grandes cantidades de uranio, incluyendo el extremadamente peligroso U-235, en el filtro de un apartamento de Tokio A / C indica que el uranio está por todas partes
. Parece que los 3 coriums subterráneas se están rompiendo, algunos se filtra en el mar, se está convirtiendo en un aerosol y está entrando en la atmósfera. El gobierno japonés pensó que esto era un buen momento para volver a abrir las playas prefectura de Fukushima. Niños felices de baño en una solución de uranio.

COMENTARIO: Si son capaces de sacrificar a sus niños, ¿DE qué no lo serán con el turismo?

ALGAS CONTAMINADAS

http://fukushima-diary.com/

Granja de algas muerta en Hachinohe ciudad / Rotten y arruinado / Fisher “No he visto tal daño”

Algas cultivadas tales como la kelp o wakame han muerto masivamente en la zona costera de la ciudad de Hachinohe Aomori Prefecture.

La cooperativa de pesca local afirma que la mayoría de las algas cultivadas se han deteriorado, podrido, blanqueados desde el final de este mes de marzo. (Como las estrellas de mar

La producción del año pasado fue de aprox. 2790 T pero se supone que es menos de un tercio de este año.

Algunos de los miembros de la cooperativa pesquera local, dicen que podría ser debido a la fuerte lluvia y la nieve hasta el mes de marzo, sin embargo, comentan que nunca ha habido un daño semejante.

COMENTARIO: Lo más grave de esta noticia es que estos 3 años en que llevan vertiendo al mar de 300 a 600 toneladas de agua radioactiva, permitan el cultivo de algas para la comercialización, y consumo.
Y lo perverso que engañen a los japoneses, y a la población mundial, cuestionando la causa de semejante desastre.

mentiras nucleares

MENTIRAS NUCLEARES

 

La tecnología nuclear es  imposible de controlar para el ser humano, en cambio la técnicas de manipulación de masas están bastante desarrolladas y son sencillas, es mucho más fácil controlar y manejar a las masas que controlar la energía nuclear . Después de Chernovil, el lobby nuclear se ha aplicado en la propaganda, mediante la aplicación sistematica de las técnicas de manipulación de masas, al punto que nos hemos tragado mentiras zafias.

Algunas de la MENTIRAS que la industria nuclear ha  fabricado y nos las hemos tragado son:
1- Que la energía nuclear es renovable. ES LA MENOS RENOVABLE y la MAS DAÑINA DE TODAS, dura miles de años; los problemas de almacenaje de los residuos radioactivos No están solucionados y nos cuesta a los contribuyentes millones.

2- Que es la más barata. Es la más barata y la que más beneficios proporciona a las electricas que la explotan , pero la más cara para los contribuyentes , pues es la más subvencionada, los accidentes como este y los cementerios nucleares los pagamos los contribuyentes durante siglos, sin contar el precio en vidas  humanas…

3-Que es SEGURA: lo único seguro es que cada Xtiempo ocurren accidente como Mayack, Three Mile Islands, Chernobil, Fukushima, Handford,… sin contar los innumerables incidentes que se ocultan a la opinión pública.

Y NO existe la tecnología para manjar accidentes como Chernobil, ni Fukushiam,… ni existirá porque la radioactividad siempre puede con la materia; y no se pueden construir robots sólo con plomo-

4 El calentamiento global, ha sido manipulado para introducir la idea subliminalmente de que la solución al calentamiento era la nuclear, y introducir subliminalmente de que la nuclear es renovable.

Cuando la radioactividad contribuye al calentamiento global: https://murizar29.wordpress.com/calentamiento-global/

Lo más preocupante es que algunas son mentiras, que con una inteligencia y cultura normal cualquiera se puede dar cuenta de que es mentira. Por el efecto del consenso de la masa, cuando se repite una mentira, y la sociedad la acepta, termina por ser una verdad. Y la inteligencia sin sentido de realidad, y sentido común se puede transformar en una especie de delirio peligroso para la sobrevivencia de la especie,  por no poder reconocer, respetar y cuidar las condiciones bio-físicas que necesitamos para sobre vivir, porque no somos dioses ni seres de luz

 

La contaminación radioactiva contribuye al calentamiento global

En esta página:

https://murizar29.wordpress.com/calentamiento-global/

MALFORMACIONES

http://enenews.com/new-data-shows-puzzling-rare-birth-defects-still-spiking-in-area-surrounding-u-s-nuclear-site-official-were-really-con

Nuevos datos muestran que ‘desconcertantes’ defectos congénitos raros se incrementan en los alrededores de un centro nuclear de EE.UU. – Oficiales: Estamos realmente preocupados sigue siendo tan alta, nos esperábamos que fuera a desaparecer – NBC: Muchos residentes dicen que Hanford tiene la culpa de que los bebés nazcan con partes del cerebro fuera del craneo.

NBC, Apr. 22, 2014 (emphasis added)

Siete casos de un defecto de nacimiento raro fatal fueron reportados en una región remota del estado de Washington en 2013 […] Todavía no hay ninguna razón clara para el aumento en la anencefalia, un defecto grave en la que los bebés nacen piezas faltantes del cerebro o el cráneo , de acuerdo con los funcionarios de salud del estado de Washington. […] Que eleva a 30 el número de casos registrados desde 2010 en el área que incluye Yakima, Benton y los condados de Franklin […] la tasa subió a 8,7 casos por cada 10.000 nacimientos en la región, muy por encima de la tasa nacional de 2.1 […] los críticos han dicho los funcionarios estatales y federales tienen que hacer entrevistas detalladas y una investigación a fondo del cúmulo  de casos en Washington. Muchos residentes locales están convencidos de que las fugas en los tanques de residuos nucleares de la cercana central nuclear de Hanford debe ser el culpable,  el Dr. Edith Cheng, un experto de la Universidad de Washington de la medicina en los defectos de nacimiento, dijo que no ha habido una buena evaluación de impacto de la planta […]

 

AP, Apr. 23, 2014: Puzzling rare birth defects in Eastern Washington El Departamento de Salud del estado está tratando de encontrar la causa de un número inusualmente alto de defectos congénitos raros en el centro-sur de Washington.

Malformaciones que  se observan en los niños de Chernobil:

Más imagenes de la consecuencias de la energía nuclear:

https://murizar29.wordpress.com/consecuencias-chernobil-residuos/